fbpx

¿Cómo cuidar una Echeveria? – Guía de cuidados y mejores prácticas.

Guía de cuidados y mejores prácticas para Echeveria - Vivero Magnoliophyta

Se dice que desde la época precolombina la Echeveria ha sido utilizada para adornar festividades, hogares y jardines de seres humanos. Gracias a la belleza de sus hojas en forma de roseta, su colorido, las flores que produce y lo resistente que es la planta, se ha convertido desde entonces en una de las plantas más queridas y propagadas en diferentes países. ¿No sabes cómo cuidar una Echeveria? ¿Vas a comprar o tienes una planta de este género? Nos hemos dado a la tarea de prepararte esta Guía de cuidados.

Echeveria – Conceptos generales.

Antes de revisar todos y cada uno de los puntos de cómo cuidar una Echeveria, es importante mencionarte lo siguiente.

La Echeveria es un género de planta que pertenece a la familia de la Crassulaceae. Las características principales de las Crassulaceaes es que cuentan con hojas suculentas donde almacenan agua, y comúnmente se les puede encontrar en climas secos y calurosos. Así mismo, esta familia se encuentra extendida por todo el mundo. [1]

Ahora bien, el género de la Echeveria es una planta muy especial, ya que sólo se encuentra en el continente Americano en su habitat natural. Cuenta con casi 400 especies, de las cuáles aproximadamente 140 especies se encuentran en la República Mexicana. Algo por lo que deberíamos sentirnos honrados y agradecidos todos los Mexicanos con la naturaleza. Ya que México es un país representativo de esta planta. [2]

¿Dónde se encuentra la Echeveria en su habitat natural?

En México, a la planta Echeveria se le puede encontrar en su habitat natural en los siguientes ambientes:

  • Bosques de encinares.
  • Montañas de pino y encino.
  • Bosque tropical caducifolio.
  • Matorral xerófilo.
  • Bosque mesófilo.

Los lugares de México donde se ubican son: La Sierra Madre Oriental y Occidental, Sierra de los Tuxtlas y el Eje Neovolcánico Transversal. [3]

El tipo de suelo que más le gusta a la Echeveria son los llamados suelos pobres. Como ejemplo de suelos pobres están las zonas rocosas, pedregales, laderas, peñascos, entre otros.

Cómo cuidar una Echeveria

Ahora que ya tienes los conceptos generales pasemos a ver cómo cuidar una Echeveria en el jardín.

Cómo cuidar una Echeveria.

De acuerdo a la experiencia que tenemos en Magnoliophyta durante varios años produciendo Echeveria Laui, te compartimos estos cuidados que te ayudarán a darle una larga vida y procurar mantener sana a tus plantas de Echeveria.

¿Cuáles son las mejores condiciones Climáticas para la Echeveria?

Es importante primero saber el lugar donde te encuentras, ya que el clima del lugar va a determinar el tipo de condiciones que deberás preparar para tu Echeveria.

El factor determinante para la forma y color de tu Echeveria es la cantidad de luz del sol a la que está expuesta. Además de que esto también influirá drásticamente en la salud y apariencia general de tu planta.

¿Cuál es el clima ideal para mi Echeveria? Todo va a depender de la variedad de Echeveria que tienes. Estas pueden ser las 3 categorías generales de condiciones climáticas:

1.- Para las Echeverias que proviene de zonas boscosas donde el clima cuenta con humedad, arbustos y árboles, generan un ambiente sombreado durante el día. Será importante que coloques a tu Echeveria en un lugar ligeramente sombreado dentro de tu jardín.

2.- Las Echeverias que son de lugares más elevados y fríos, van a necesitar un lugar más fresco. Puedes poner una malla de sombra y ahí debajo colocar tu planta, buscando asemejar las condiciones de su habitat natural.

3.- Hay otro tipo de Echeverias que son más grandes y robustas. A estas plantas les va a encantar que las coloques a la intemperie, expuestas completamente al sol directo, calor del día y frío de noche. Estas especies son más resistentes, y tienden a generar colores más exóticos debido a su alta exposición a la luz del sol.

¿Cuál es la tierra o sustrato ideal para la Echeveria?

Como se mencionó en los aspectos generales, a la Echeveria le gusta los suelos pobres. Así que lo único que deberás considerar para el sustrato o tierra ideal de tu planta es lo siguiente:

Combinar tierra con material que ayude a drenar.

¿Qué tipo de tierra es el adecuado para una Echeveria? Los tipos de tierra adecuados son:

  • Tierra de hoja.
  • Composta.
  • Lama. Fibra de coco.
  • O la combinación de ellas.

¿Qué tipo de material ayuda a drenar una Echeveria? Para que la tierra de la Echeveria drene adecuadamente será indispensable combinarla con alguno de los siguientes materiales:

  • Tepojal.
  • Tezontle.
  • Gravilla.

¿Cuál es la cantidad de tierra y tepojal ideales para una Echeveria?

Como lo hemos mencionado, todo depende de la variedad de tu Echeveria, pero de manera general, y que a casi cualquier variedad le puede funcionar es:

25% de tierra de hoja, mezclada con 25% de tierra negra bien colada, y 50% de tepojal, tezontle o gravilla.

Es importante que consideres lo siguiente: El tezontle es un material un poco pesado, por lo que nosotros recomendamos más el tepojal, ya que este material es más ligero. Con este tipo de material hemos logrado dar una mejor vida a la Echeveria Laui.

Cómo cuidar una Echeveria

¿Cada cuándo se riega una Echeveria?

Recuerda que el objetivo de aplicar los cuidados a tu Echeveria es propiciar las mejores condiciones para su desarrollo y crecimiento de la misma. El riego es de los factores más importantes. ¿Con qué frecuencia se riega una Echeveria? Dependiendo de la temporada en la que estás del año será la frecuencia del riego de la planta.

Si es temporada de calor, Primavera/Verano, se sugiere que el riego se haga 2 veces por semana.

Si es temporada de de lluvia o hace frío, Otoño/Invierno, la sugerencia es que se riegue cada dos semanas.

Para determinar la frecuencia del riego de una Echeveria también se debe considerar la variedad de la planta. Por ejemplo, para plantas paqueñas, o que sus hojas son menos esponjonas (menos gorditas por así decirlo) se recomienda regarlas cada 3 días. De la misma manera para especies con hojas delgadas, la frecuencia deberá incrementar, cada 2 o 3 días.

Si tu Echeveria tiene hojas más carnosas, y además es una especie más grande, puede soportar mucho más tiempo sin riego. Ahí sugerimos el riego con frecuencia de 1 vez cada semana o hasta 1 vez cada dos semanas.

¿Cómo regar de manera correcta una Echeveria?

Recomendamos ampliamente utilizar aspersor de mano, y aplicar el riego directamente en la tierra de la planta, procurando que caiga lo menos posible de agua en las hojas.

Haciendo el riego con un aspersor de mano te permite controlar el chorro de agua y evitas el deslavamiento del sustrato. Ayudando a que tu planta se mantenga siempre con tierra suficiente para la propagación de sus raíces.

Controlar el chorro de agua y dirigirlo hacia la tierra, vas a lograr que el agua y humedad no se almacenen en las hojas de tu planta. Minimizando el riesgo de aparición de hongos y bacterias que la pueden llegar a perjudicar con alguna enfermedad.

¿Cómo evitar la pudrición de una Echeveria?

Para una vida saludable buscando evitar la pudrición o enfermedad de una planta Echeveria, es de vital importancia propiciar el libre desarrollo y crecimiento de sus raíces. Esto se logra poniendo especial atención en el sustrato donde está plantada la Echeveria.

Causas comunes de pudrición de una Echeveria.

Una de las principales causas (y de las más comunes) de pudrición de una planta Echeveria es debido a un sustrato que retiene mucha agua, y por ende la humedad en las raíces es casi permanente. Propiciando el desarrollo de hongos y bacterias que posteriormente enferman a la planta.

Otra causa común es que el sustrato o tierra donde está plantada la Echeveria tiene una consistencia muy compacta, lo que genera que la misma tierra se comprima y compacte con el paso del tiempo, impidiendo que las raíces de la planta crezcan y se desarrollen libremente.

Ahora que ya conoces las causas ya sabes cómo cuidar una Echeveria para evitar la pudrición.

¿Qué tipo de fertilizante es el adecuado para la Echeveria?

El tipo de fertilizante para una Echeveria es de tipo balanceado o aquellos que tienen un bajo contenido de nitrógeno. Se recomienda aplicarlo de forma moderada. Si estás fertilizando regularmente a tu Echeveria, la sugerencia es que la mantengas expuesta al sol para que reciba una mayor cantidad de luz, lo que va a permitir que su crecimiento y desarrollo sea más consistente y uniforme.

El que más se recomienda en foros y comunidades en internet es el famoso Humus.

¿Cuál es el tipo de Maceta o envase ideal para una Echeveria?

Aquí influye mucho tu gusto y el espacio con el que cuentas para colocar tu Echeveria. Por eso te compartimos estos factores a considerar.

Si tienes un espacio al aire libre, puedes crear las condiciones similares al habitat natural de una Echeveria, con un suelo rocoso y ligeramente sombreado. Esto va a mantener la humedad y sobra adecuada que le va a encantar a tu planta.

Si por el contrario, no cuentas con espacio amplio. Puedes considerar plantar tu Echeveria en alguna maceta artesanal de barro, para darle un aspecto más imponente y bello. Haciendo relucir tu planta. También puedes considerar ponerla en alguna maceta de cerámica que le dará un toque más reluciente y brillante.

Ahora bien, si cuentas con una gran cantidad de Echeverias y las estás reproduciendo. Lo que nosotros te recomendamos es utilizar macetas de plástico. Ya que son económicas, ligeras, y además las puedes reutilizar para embazar tus producciones.

Cómo cuidar una Echeveria

Importante:

Como cualquier otra planta, es importante que revises que la maceta donde está plantada tu Echeveria, le dé un espacio adecuado y propicio para su libre crecimiento. Procura que la maceta no le quede pequeña a tu planta, ya que si la maceta es de dimensiones ajustadas va a impedir el crecimiento del tallo, y por consecuencia la planta no se desarrollará adecuadamente.

En seguida te dejamos la sección de Cómo cuidar una Echeveria de plagas y enfermedades.

¿Cómo eliminar la plaga de una Echeveria?

Como cualquier otra especie de planta, la Echeveria también está propensa a ser atacada por cierto tipo de plagas. Te compartimos aquí las plagas más comunes y lo que puedes hacer para eliminarlas.

Piojo Harinoso o Cochinilla Harinosa.

Tiende a desarrollarse en el tallo o en las hojas secas de la Echeveria, y en algunos casos hasta en las raíces. Para combatir esta plaga puedes aplicar insecticidas sistémicos u orgánicos. Para los insecticidas orgánicos, que son más amigables con el ambiente, requieres aplicarlo en mayor dosis a diferencia de un insecticida sistémico.

Pulgón.

Este tipo de plaga surge comúnmente en la temporada de floración de la Echeveria, ya que su flor produce una gran cantidad de néctar que atrae a este tipo de insectos. Para erradicar esta plaga puedes usar agua jabonosa, insecticidas orgánicos o insecticidas en aerosol. Deberás pedir insecticidas de tipo Piretroide al momento de tu compra.

Mosca negra.

Fungus Gnat, mosco fungoso o mosca negra. Produce larvas que se incrustan en las raíces. Poner especial atención en la Echeveria pequeñas que es donde comúnmente atacan. Los insecticidas orgánicos y químicos pueden ser buenos aliados para eliminar este plaga.

Orugas de Mariposa.

Científicamente conocidas como lepidópteros. Este tipo de plaga devastador. Te recomendamos mantener especial atención a tu Echeveria si se encuentra en el exterior. Ya que este tipo de gusano se entierra al centro de la planta y comienza a comerla por dentro. Por lo que a la vista pareciera que tu planta está en condiciones normales, aunque por dentro está siendo consumida por esta plaga. Utiliza insecticidas orgánicos o insecticidas químicos Piretroides para combatirla.

Caracoles.

Los caracoles o las babosas también son muy peligrosos para una Echeveria, muy similares al gusano de mariposa, sólo que ellos se comen las hojas. Los puedes combatir con insecticidas comerciales.

¿Cuáles son las bacterias más comunes en la Echeveria?

Las baterias más comunes que propician enfermedades en la Echeveria son:

  • Botrytis.
  • Fusarium.
  • Erwinia.

¿Cómo cuidar una Echeveria de las bacterias?

Las bacterias son propensas a desarrollarse cuando la humedad en la tierra de la Echeveria es muy alta. Por eso hemos hecho hincapié a lo largo de este artículo en procurar una tierra que permita drenar el agua de la planta.

Si llega a caer una bacteria o virus en la Echeveria lo que va a ocurrir es que las hojas comenzarán a mancharse. Lo que se debes hacer es darle a tu planta una mayor ventilación y aplicarle algún fungicida. Aislarla si está con más Echeverias. Y en caso de que no veas alguna mejoría en tu planta enferma, lo que sugerimos es deshacerte de ella por completo.

Conclusión.

Cómo cuidar una Echeveria es un proceso especial. Así como cualquier otra planta, la Echeveria tiene sus particularidades. Por eso en esta guía que te hemos compartido buscamos brindarte la mejor información basada en la experiencia que tenemos produciendo este género de plantas.

Recuerda que si tienes dudas y está en nuestras posibilidades ayudarte, puedes escribirnos aquí abajo con todo gusto.

Revisa algunos datos curiosos de la Echeveria aquí.

Referencias.

[1] http://www.mobot.org/MOBOT/Research/APweb/orders/saxifragalesweb.htm#Crassulaceae

[2] [3] https://web.archive.org/web/20161019142509/http://cdigital.uv.mx/bitstream/123456789/28583/1/JimenoSevilla.pdf

Summary
¿Cómo cuidar una Echeveria? Guía de cudiados.
Article Name
¿Cómo cuidar una Echeveria? Guía de cudiados.
Description
Cuidados de una Echeveria. 1.- Sustrato: 25% de tierra de hoja, mezclada con 25% de tierra negra bien colada, y 50% de tepojal, tezontle o gravilla. 2.- Riego: En Primavera/Verano regar cada 2 días. En Otoño/Invierno regar 2 veces por semana. 3.- Aplicar fungicida al sustrato 1 vez cada dos meses. 4.- Fertilizar con UREA. Diluir 1 gramo en un litro de agua y regarla con esa solución.
Author
Publisher Name
Magnoliophyta
Publisher Logo

8 comentarios en “¿Cómo cuidar una Echeveria? – Guía de cuidados y mejores prácticas.”

    1. Carla, gracias por tu comentario.
      Nos entusiasma saber que este artículo te ha encantado.

      Seguiremos haciendo nuestro trabajo.
      Gracias por alimentar este espacio.

  1. Excelente, me parece que saben demasiado y muy cinetificamente de las suculentas, me ha gustado toda esta informacion tan importante, qya que me entre en este cuento de las suculentas tengo varias y soy nueva en esto. gracias

    1. Carmen, cómo estás?
      Gracias por dejarnos tu comentario. Esto nos impulsa a seguir compartiendo más información y contribuir contigo y toda la comunidad de personas que les encantan estas maravillosas plantas.
      Gracias por nutrir este espacio!!

  2. Miguel A.López Sierra

    Los felicito, en el artículo presentan muy buena información de forma clara. Con seguridad me será de gran utilidad a mí y cualquier persona interesada en este hermoso género de plantas.

    1. Miguel, cómo estás?
      Muchas gracias por dejarnos este maravilloso comentario. Tus palabras nos alientan a seguir compartiendo información para ti y toda la comunidad. Gracias por tomarte el tiempo de escribirnos. Con gusto seguiremos impulsando este espacio para ti.
      Gracias!

  3. Hola.
    Muchas gracias por la información, es de mucha ayuda, además de ser muy interesante.
    Me gustaría pedir ayuda con mi plantita, hace muy poco me la regalaron, y llegó bastante bien y bonita, pero solo han pasado algunos días y las hojas de abajo se ven arrugadas, no sé que pueda estar pasando pero parece avanzar rápido. 🙁
    Ojalá puedan ayudarme, muchas gracias

    1. Hola Tanya, ¿Cómo estás?
      Gracias por escribirnos tu comentario, nos impulsas a seguir compartiendo información útil.

      Claro, con gusto podemos ayudarte.
      Estos síntomas en las Echeverias son ocasionados normalmente por tres causas:
      1 – Puede ser el exceso de humedad.
      2 – Quizás hay poca iluminación.
      3 – Si no es ninguna de la anterior quizás es por deshidratación.

      Las causas anteriores son provocadas por el ambiente donde tú te encuentras, es decir, la ciudad donde vives. Depende si el lugar es caluroso o no.

      Cuando tu planta tiene exceso de humedad lo que normalmente ocurre es que las hojitas de la base de la planta comienzan a arrugarse y a caer. Debes revisar si no hay exceso de humedad en el sustrato o en el ambiente, si este fuera el caso procura poner a tu planta en otro lugar donde tenga más calor.
      Si la iluminación nos es la adecuada, las plantas también producen estos síntomas. Esto es común porque hay mucha sombra. Si esto es así, procura cambiar a tu planta y colócala bajo un lugar donde reciba más luz solar, recomendamos que la luz sea indirecta, por ejemplo, bajo un domo o también bajo una terraza.
      Ahora bien, si no es ninguna de las anteriores, y si el lugar donde vives es caluroso, quizás tu planta se está deshidratando. Incrementa el riego, y notarás los resultados.

      Si te sirve de ayuda puedes escribirnos un mensaje privado en la sección de contacto, para que podamos responderte y nos compartes una fotografía, así podríamos revisar qué es lo que pudiera estar ocurriendo.

      Es un placer poder compartir contigo y toda la comunidad.
      Nos mantenemos en comunicación Tanya.

      🙂

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar